La Despensa Galaica, joven firma del sector que queire consolidarse

Portada - Prensa - La Despensa Galaica, joven firma del sector que queire consolidarse

Categorías

Últimas Noticias

La Despensa Galaica, joven firma del sector que queire consolidarse

La empresa cerró el año pasado logrando colocar 250 toneladas en un mercado muy exigente.

La Despensa Galaica, una empresa que  nació en Ames en 2012 y que se dedica a la distribución de conservas de marisco gallego, continua consolidándose en el mercado conservero. La firma, que trabaja principalmente berberecho, mejillón, túnidos y sardinilla, cerró 2013 con un crecimiento del 50%, llegando a conseguir una facturación de 900.000 euros y con una comercialización cercana a las 250 toneladas de conservas. La firma presentó recientemente su marca “Ría Noia” para producir y comercializar productos de esta ría que son destinados principalmente al gourmet, a diferencia de “Viamaris” y “Ría Meiga”, las otras marcas que tiene la compañía, que cuentan con una gran variedad de productos conserveros y que están presentes en diversos espacios comerciales.

Una importante parte de su producción, cerca de un 50%, está destinada a la distribución retail (al detalle), otro 30% destinado a la hostelería y un 20% a las tiendas de corte tradicional.

La Despensa Galaica, se enfrenta a la crisis con codiciosos proyectos para este 2014, con el objetivo de buscar nuevos clientes en la geografía española, tratando de hacerse presente en otros lugares diferentes a los que ya se encuentra (Cataluña, Levante y Madrid), así como también trata de buscar nuevos contratos pero de carácter internacional. Además la empresa también estudia el compromiso con otras compañías conserveras para promover el desarrollo de referencias bajo marcas blancas.

Esta joven firma nació de la mano de Jorge Formigo, un empresario gallego que en 2012 decidió hacer frente a la crisis que acechaba a nuestro país emprendiendo una nueva actividad empresarial. La inversión inicial del proyecto estaba presupuestada en 300.000 euros.

Por otro lado, en el proceso de producción la empresa es la que se encarga de la selección de las materias primas que se van a procesar y también de la distribución de los productos ya preparados para la comercialización. Para el resto de los procesos contrata servicios de otras compañías conserveras.

Los objetivos que la compañía tiene fijados para  2015 son doblar el número de distribudores, facturar tres millones de euros en cada ejercicio y procurar una decena de empleos directos, además de expandirse al mercado internacional.

 

Fuente: El Correo Gallego 27/04/14